Cuidados del Aloe Vera y propiedades [Guía completa]

Publicado por Lucía Poyo Vallina en

El Aloe Vera es una planta de la familia de las Liliáceas, originaria de África y conocida por sus propiedades medicinales y su uso en la cosmética y la belleza. Son plantas perennes y suculentas, con hojas largas y espinosas en los bordes. La pulpa de las hojas del Aloe Vera contiene un gel transparente y viscoso, que se ha utilizado durante siglos para tratar una amplia variedad de problemas de la piel y otras afecciones de salud.

Es una planta fácil de cuidar y se puede cultivar en casa como planta de interior o en un jardín exterior. Pero es recomendable tener en cuenta algunos consejos si quieres brindar a tus plantas de Aloe Vera los cuidados que necesitan, y aprovechar las propiedades beneficiosas de esta maravillosa suculenta.

¿Cómo cuidar una planta de Aloe Vera?

Además de ser plantas ornamentales atractivas, necesitan pocos cuidados, siempre y cuando se les brinde el entorno adecuado. A continuación, te presentamos algunos consejos básicos para ayudar a mantener tu planta de Aloe Vera saludable y feliz.

Ubicación y luz solar

El Aloe Vera necesita mucha luz solar directa para crecer y prosperar. Es importante colocar las plantas de Aloe Vera en un lugar donde reciban al menos seis horas de luz solar directa al día. Puedes colocar un Aloe Vera en un lugar con semisombra o a pleno sol, mientras que la planta interior en maceta puede tolerar la luz solar directa. 

En un ambiente más soleado, las plantas crecerán más rápido, pero también necesitarán más agua, y el riesgo de putrefacción aumenta con demasiada agua. Por este motivo es importante proporcionar buena ventilación, para evitar que la planta se ponga demasiado húmeda y evitar problemas de moho.

Cómo cuidar una planta de Aloe Vera

¿Cómo regar las plantas de Aloe Vera?

Es importante realizar el riego del Aloe Vera de manera regular, pero igual de importante es no excederse en la cantidad de agua que se utiliza. El Aloe Vera es una planta de clima cálido y seco y no tolera la sobrehumedad. Deja siempre que el suelo se seque por completo entre cada riego y evita la acumulación de agua en la maceta.

Es realmente importante utilizar un suelo bien drenado para evitar encharcamientos y problemas de raíces podridas. Una mezcla de suelo para cactus o una mezcla de suelo para maceta con arena y perlas de sustrato agregado puede ser una buena opción para proporcionar el drenaje adecuado. Asegúrate de utilizar una maceta que tenga agujeros de drenaje y coloca una capa de arena gruesa en el fondo del tiesto antes de plantar el Aloe Vera.

Protección del frío y las heladas 

Otro punto a tener en cuenta es proteger el Aloe Vera del frío extremo y las heladas ya que pueden dañar gravemente las plantas. Si vives en una zona con inviernos fríos, es recomendable trasplantar el Aloe Vera a una maceta más grande y llevarlo dentro de casa durante los meses más fríos. 

Debes tener en cuenta que el Aloe Vera, al necesitar mucha luz del sol directa para desarrollarse correctamente, es importante colocarla en un lugar donde reciba suficiente luz durante el invierno. Asegúrate también de que las plantas no se sequen demasiado durante el invierno, ya que el aire seco de una casa con calefacción puede hacer que la planta pierda agua más rápidamente de lo normal. Riega la planta de manera adecuada y proporciona un ambiente cálido y húmedo durante el invierno para evitar que se sequen las hojas. 

Mantenimiento, poda y suplementos que necesita el Aloe Vera

El Aloe Vera puede crecer rápido y convertirse en plantas muy grandes si se les proporciona el entorno adecuado. Por lo tanto, es recomendable trasplantar la planta a tiestos más grandes cada pocos años, para proporcionar más espacio para el crecimiento. Al trasplantar, elige siempre una maceta ligeramente más grande que la anterior y utiliza una mezcla de suelo fresca y rica en nutrientes, para cubrir las necesidades de las plantas. Es importante tener en cuenta que el Aloe Vera necesita un suelo ligeramente ácido. 

Cuidados y propiedades del Aloe Vera

Propiedades del Aloe Vera ¿cómo se utiliza?

Las plantas de Aloe Vera tienen propiedades medicinales y pueden ser utilizadas para tratar quemaduras leves, cortes, raspaduras y otras afecciones de la piel. Para usar el Aloe Vera como tratamiento, puedes cortar una hoja del Aloe Vera y exprimir el gel que se encuentra en su interior para aplicarla a continuación sobre la piel afectada.

La suculenta también se ha utilizado para tratar problemas digestivos y se ha demostrado que tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes. De hecho, algunas personas toman suplementos de Aloe Vera en forma de píldoras o beben el gel de estas plantas mezclado con agua para tratar estos problemas de salud.

Floristería

← Publicación más antigua