Cómo hacer un sistema de riego por goteo casero

Publicado por Lucía Poyo Vallina en

Un sistema de riego por goteo casero es una excelente opción para reemplazar tu antiguo sistema y administrar mejor el agua. Estos sistemas te ofrecen un mejor consumo de agua, ahorrando hasta un 60%. Con su utilización, puedes tener la certeza de que tus plantas y tu césped recibirán el riego adecuado.

Puede que te parezca caro comprar uno nuevo, o quizás en la localidad donde vives no sea fácil encontrar uno, así que la mejor alternativa es hacer uno casero. Por eso, en este artículo te ayudaremos a fabricar diferentes sistemas de goteo caseros para regar tus plantas. ¡Toma nota!

Qué es un sistema de riego por goteo

El sistema de riego por goteo está diseñado para dar agua a las plantas a un ritmo lento y constante. Son fáciles de instalar y requieren poco mantenimiento, por lo que tienen utilidad tanto para los agricultores comerciales como para los jardineros domésticos.

Estos sistemas se han utilizado durante décadas para regar una variedad de plantas y flores, pero sólo en los últimos años se han popularizado, ya que nos permiten ahorrar agua y no tener que preocuparnos por regar nuestras plantas, especialmente cuando nos vamos de vacaciones.

Tipos de riego por goteo

Cómo hacer un sistema de riego por goteo casero paso a paso

¡Hacer un sistema de riego por goteo casero es una excelente manera de ahorrar agua y tener un jardín súper verde! A continuación, te explicamos qué tipos de riego por goteo son los más populares y cómo crear tu propio sistema de riego casero paso a paso.

Sistema de riego por goteo casero con botellas enterradas

Este primer sistema, es ideal para macetas o plantas individuales. Sólo necesitarás una botella, cuanto más grande mejor, pero que no supere los 2 litros, un pequeño alambre y un encendedor.

El proceso es muy simple, sólo tienes que coger el encendedor y calentar la punta de tu pequeño alambre, y una vez esté caliente debes perforar un agujero en la parte inferior de tu botella, aproximadamente a 5 cm del suelo. Este agujero será el que suministre el agua a tu planta.

Una vez que el agujero esté listo, tienes que enterrar la botella junto a tu planta (a unos 3 cm de ella), y asegurarte de que el agujero que realizaste en la botella quede tapado por la tierra. Finalmente, llena tu botella de agua y tápala. Es muy importante que la tapes, porque así conseguirás que filtre menos agua que si estuviera destapada, debido a la presión.

Este método puede suministrar agua durante más de 15 días (dependiendo de la capacidad de la botella) a tu planta. Sin duda, por la sencillez de su fabricación y su eficacia, es el método que más te recomendamos.

Sistema de riego por goteo colgante con botella

El segundo método es el opuesto al primero. En este caso, no tienes que enterrar la botella, sino colgarla. Para hacer este sistema de goteo casero, necesitarás una botella, un tornillo y un destornillador.

Para empezar, tienes que destapar tu botella y apartar el tapón que es donde trabajaremos. En la parte exterior del tapón, tendrás que hacer una marca en el centro, y allí colocar el tornillo con la ayuda del destornillador.

Gracias a que los tornillos suelen ser más finos en su punta y más gruesos en su "cabeza", éste será un excelente regulador, en el que podrás regular el flujo de agua que quieres que escape simplemente ajustándolo o desajustándolo.

Una vez tengas el tornillo en el tapó, llena de agua la botella y cuélgala boca abajo. Lo ideal es que lo cuelgues de un árbol, no obstante, puedes crear una columna improvisada con un palo de escoba.

Aunque este sistema de riego por goteo casero con botellas de plástico suele ser más fiable que el primero, puede ser un incordio inventar un sistema para colgar la botella. Debes tener esto en cuenta a la hora de decidir.

Ventajas y cómo hacer un sistema de riego por goteo casero

Sistema de riego por goteo para macetas con botella y cordón

Este último sistema, te lo recomendamos idealmente para macetas pequeñas, y además, es compatible para regar muchas al mismo tiempo. ¡Es perfecto para todo tipo de plantas naturales!

Para crear este método necesitarás una botella, un cordón de zapato idealmente de algodón y 2 tuercas. Quizás este sea el sistema más sencillo y el que menos tiempo te lleve fabricar.

Para comenzar, tienes que hacer un nudo en cada uno de los extremos del cordón junto a las tuercas. Esto te ayudará a mantener la cuerda tensa y aportar peso a las extremidades.

A continuación, debes llenar de agua la botella y colocarla unos 5 cm más alta que la tierra de la maceta. Esto lo puedes lograr con la ayuda de, por ejemplo, un bloque de madera. Luego introduce el cordón dentro de la botella, el resto del cordón debe ir a la maceta de manera que quede bien tirante.

El agua de la botella será transportada desde el cordón a la maceta. Si quieres usarlo para regar varias macetas al mismo tiempo, sólo necesitas usar un cordón para cada maceta.

Ventajas del Riego por Goteo

Para terminar, te compartimos los principales beneficios de utilizar el riego por goteo:

  • Una de las principales ventajas es que, una vez tengas tu sistema de riego por goteo listo, no tendrás que preocuparte por regar tus plantas.
  • Estos sistemas están diseñados para hacerlo de forma automática, por lo que es ideal por ejemplo, si tienes que salir de viaje y olvidarte de regar en varios días.
  • Otra importante ventaja que pueden ofrecer estos sistemas, es el ahorro de agua, y por tanto, el ahorro económico. Se calcula que estos sistemas ahorran un 60% del agua que se utiliza para el riego.
  • También evita el crecimiento de hongos y plagas a causa del exceso de agua empleado en los riegos.

Ahora que ya conoces las ventajas y cómo hacer un sistema de riego por goteo casero, puedes comenzar a crear el tuyo propio para que tus preciosas plantas luzcan alegres todo el día.

Taller y Tips

← Publicación más antigua Publicación más reciente →