Partes de una planta y sus funciones

Publicado por Lucía Poyo Vallina en

¿Hay algo que dé más vida a una casa que una bonita planta? Para nosotros son un ‘must’ en la decoración y con el tiempo, nos hemos convertido en auténticos expertos. Cuidar de una planta no siempre es sencillo, pero conocerlas a pleno detalle te ayudará a detectar mejor las necesidades e instrucciones de cuidado de cada clase. Así te asegurarás de que todas tus plantas de Divain Bouquet luzcan perfectas.

Es común que en tan solo un simple vistazo, ya podamos identificar muchas de las partes de una planta, como la raíz o las hojas, pero… ¿Sabrías diferenciar todas las partes y reconocer las funciones de cada una? Aquí encontrarás la guía que buscabas para aprender más sobre tus pequeñas compañeras de hogar.

Partes de la planta y sus funciones 

Conocer las partes de una planta puede parecer una información un tanto sencilla y tal vez no le veas la utilidad, pero te ayudará a diferenciar sus tipos. Además, será más sencillo detectar posibles problemas o enfermedades en tu planta si sabes a qué parte afecta y de qué manera. Coge papel y boli que vamos con cada parte, para que después de leer este artículo, seas un auténtico experto.

Las partes más importantes de las plantas son cinco: El tallo, las raíces, las hojas, las flores y el fruto. Todas ellas tienen su función en la vida de la planta y mientras algunas siempre están presentes, como las raíces, otras aparecen según el ciclo, como las flores.

Principales partes de una planta

Raíces

Las raíces son una parte más que conocida del mundo de las plantas. Se podría definir como la parte ramificada que normalmente colocaremos bajo tierra para que la planta pueda prosperar.

Podemos diferenciar las raíces en diferentes clasificaciones, en concreto, se debe tener en cuenta el anclaje que proporcionan a las plantas, la forma que tienen y la dirección de crecimiento. Todas estas clasificaciones nos detallarán métodos de cuidado y necesidades de la planta, pero en todos los casos, las raíces tendrán las mismas funciones

Dentro de las funciones de las raíces podemos encontrar tres principales:

  • Proporcionar estabilidad y anclaje a la planta, orientando las otras partes hacia el sol y los agentes polinizadores.
  • Absorber el agua y nutrientes necesarios para sobrevivir y prosperar. Hay elementos como el magnesio, o el potasio que se encuentran en el suelo y son absorbidos a través de las raíces, para que la planta pueda conseguir lo que requiere para crecer.
  • Producir las hormonas que facilitan el crecimiento y el desarrollo de nuevos brotes. 

Tallos

El tallo da soporte a la planta y funciona como la estructura principal para que las hojas, flores y frutos puedan desarrollarse. Esta parte se conecta directamente con las raíces y recibe los nutrientes y el agua absorbidos del sustrato.

Aparte de funcionar como una estructura para la planta, los tallos tienen la función de elevar las hojas para que puedan tener mayor exposición solar. Estas partes suelen ser visibles, es decir, se desarrollan por encima del nivel de la tierra y en algunos casos, como en el espárrago, nos acabamos comiendo los tallos de la planta.

Si analizamos el tallo en profundidad podemos encontrar varias partes:

  • Los nodos: Son las partes donde se unen diferentes hojas.
  • Los internodos: Son las regiones que hay entre los diferentes nodos.
  • Pecíolo: Las partes que unen el tallo con cada hoja.

Además, también podremos diferenciar los tallos según su tamaño, el diámetro, la estructura y la forma. Saber más detalles sobre estas características te ayudará a conocer en profundidad cada planta. Por ejemplo, el tallo puede medir escasos milímetros como en algunos tipos de musgo o alargarse varios metros.

Partes de una planta y para qué sirven

Hojas

Las hojas son las encargadas de la producción de la fotosíntesis, un proceso esencial por el que deben pasar las plantas para poder vivir. Además, funcionan como una protección para mantener a salvo la estructura de una planta. También sirven como alimento para muchos animales, incluso los humanos, que no dudamos en comer hojas de espinaca o lechuga, entre muchas otras variedades.

Para poder definir cada tipo de hoja, se pueden tener en cuenta varias características:

  • Tamaño de la hoja.
  •  La textura: puede ser rugosa, sedosa o incluso pegajosa al tacto.
  • Colores: aunque el color más común sea el verde, hay una gran variedad de plantas que salen de la norma.
  • Lámina: pueden ser hojas simples de una sola lámina o compuestas, dependiendo de cada tipología de planta.

Flor

Sin duda, una de las partes de la planta más esperadas y deseadas son las flores, pero para pena de muchos, estas suelen tener fecha de caducidad y se marchitan al poco tiempo de florecer. Aparte de lo bonitas que quedan, las flores son los órganos de reproducción sexual de las plantas.

Hay algunas plantas que en las flores tienen partes exclusivamente masculinas o femeninas, como sería el caso del maíz. Otras tienen un único órgano para ambas partes, como sería el caso del  manzano.

¡Por cierto! Pásate por nuestra tienda y descubre los increíbles ramos de flores que hemos diseñado para ti. ¡Te van a encantar!

Fruto

No todas las plantas tienen frutos, pero las que se reproducen por reproducción sexual por semilla suelen contenerlos, por ello, es importante conocer su función en la planta. Cuando una flor es fecundada, se produce una semilla y alrededor de esta se forma el fruto de la planta. Estas semillas normalmente se pueden volver a plantar para obtener nuevas plantas, pero esto ya dependerá de cada clase.

La función principal de los frutos es proteger las semillas de la planta, así como facilitar la dispersión de las mismas. Los animales cogerán los frutos para comer y con ello, se depositará la semilla en un nuevo lugar, asegurando la supervivencia de la especie de manera natural. 

Taller y Tips

← Publicación más antigua Publicación más reciente →